Aprovechar al máximo las visitas con tu médico 

La buena comunicación con tu médico es una de las formas principales de tomar parte activa en el control de tu dermatitis atópica. 

Explica a tu médico tu  experiencia personal para poder trabajar  juntos en la toma de decisiones más convenientes para el cuidado de tu salud. Sentirás que tu dermatitis atópica está más controlada ; eso y la buena comunicación pueden tener un efecto positivo en tu salud.

Otros consejos que pueden servirte de ayuda:

  • Muéstrate abierto y sincero. Al principio, puede resultarte incómodo, pero sin la historia completa, tu médico estará trabajando en desventaja.
  • El seguimiento puede ayudar. Entre consulta y consulta, registra el número y la gravedad de los brotes y cualquier posible desencadenante.
  • Comparte la información. Tómate  el tiempo de analizar cómo afecta la dermatitis atópica a tu calidad de vida y comparte esta información con tu médico.
  • Prepara las visitas al médico. Antes de cada cita médica, piensa de qué quieres hablar. Anota cualquier pregunta que tengas y recopila toda la información que deseas compartir.
  • Pregunta otra vez lo que necesites. Si no entiendes las explicaciones de tu médico o no te han quedado claros los siguientes pasos, pregunta. A menos que lo pongas de manifiesto, tu médico no sabrá que existe un problema.

Organízate con antelación.

Esta actividad está concebida para ayudarte a pensar qué cosas puedes  hablar con tu médico. Cada uno de los siguientes temas incluye sugerencias de información para compartir con tu médico así como ejemplos de preguntas que puedes hacer. Analiza cada tema para hacerte una idea de lo que te gustaría hablar con tu médico en tu siguiente cita.


Cosas como estar bien informado, entender los síntomas de la dermatitis atópica y sus posibles causas y desarrollar una relación de colaboración con tu equipo de cuidados sanitarios contribuyen a mejorar tu calidad de vida en general.

Qué compartir
  • Objetivos de salud
  • Todas las cosas nuevas que has probado desde tu última visita
  • La frecuencia y la gravedad de los brotes y su efecto en tu vida diaria
Qué preguntar
  • ¿Qué causa la dermatitis atópica?
  • ¿Qué más puedo hacer para controlar mejor la dermatitis atópica?
  • ¿Qué puedo hacer para evitar las infecciones cutáneas?

Algunos efectos de la dermatitis atópica pueden alcanzar muchas facetas de su vida.

Qué compartir
  • Los síntomas que normalmente te molestan
  • La frecuencia con la que se producen
  • La manera en que los tratas ahora mismo
  • Cualquier cambio reciente en los síntomas
Qué preguntar
  • ¿Cómo se enfrentan otros pacientes al aspecto emocional de vivir con dermatitis atópica?
  • ¿Qué cambios en mi entorno podrían ayudar?
  • ¿La rutina de cuidados para la piel que sigo actualmente es la mejor para mí?

La dermatitis atópica tiene un enorme impacto en la calidad de vida de los pacientes.

Qué compartir
  • Si te sientes desanimado o triste a causa de la dermatitis atópica
  • Ejemplos concretos de cómo la dermatitis atópica afecta a tu vida
  • Cualquier medida que hayas tomado para gestionar el impacto de la dermatitis atópica en tu vida
Qué preguntar
  • ¿Qué recursos locales, como grupos de apoyo, existen en los que pueda participar?
  • ¿Sienten lo mismo que yo otros enfermos de dermatitis atópica?
  • ¿Qué podría cambiar para controlar mejor la dermatitis atópica?

Los beneficios de tener un buen plan de acción

Otro aspecto importante de tratar uno mismo la dermatitis atópica es saber qué hacer y cuándo hacerlo. 

Por eso, desarrollar y tener  un plan de acción puede resultar de ayuda. Un plan de acción es un documento personalizado creado en colaboración con tu equipo de atención sanitaria. El plan recoge las instrucciones de tu médico para controlar la dermatitis atópica, desde el cuidado básico de la piel a cómo responder a los brotes. Tener un plan escrito puede darte confianza en que estás siguiendo las instrucciones de tu médico y en que estás preparado para responder a cualquier cambio en tu estado. Cuando completes esta actividad, podrás descargar un plan de acción que puedes llevar a tu siguiente cita con el médico para completarlo con él.

El apoyo emocional también importa

La dermatitis atópica puede afectar significativamente a tu calidad de vida. Aunque los planes de acción se centran generalmente solo en el tratamiento médico, añadir el apoyo emocional a estos planes puede ayudarte a sobrellevar mejor el estrés de vivir con una enfermedad crónica. Como tus necesidades pueden variar en función de cómo vayan las cosas, contar con una variedad de opciones para elegir puede ser muy útil.

En la siguiente actividad, selecciona las diferentes fases de la dermatitis atópica para ver las estrategias que pueden ayudarte a añadir el apoyo emocional a tu rutina de tratamiento de la dermatitis atópica.

Considera los siguientes recursos

Aquí te presentamos algunas estrategias sugeridas para ayudarte a abordar el impacto emocional de la dermatitis atópica. Cuando las hayas revisado, descarga el plan de acción para la dermatitis atópica. Las estrategias para sobrellevar la enfermedad ya están incluidas, pero es necesario que completes, junto con tu médico, el resto del plan de acción.

Qué hacer

Intenta respirar conscientemente para aliviar la preocupación por los futuros brotes.

Tómate el tiempo de reflexionar sobre el mundo que te rodea. 

Céntrate en el desarrollo de hábitos saludables, como mantener la rutina de cuidados de la piel. 

Aunque no exista erupción visible, la inflamación sigue activa bajo la superficie. Es importante mantener la rutina de cuidados de la piel. Plantéate hablar con tu médico del efecto de la dermatitis atópica en tu vida diaria, incluso cuando no presenta brotes.

Qué hacer

Practica ejercicios de meditación guiada para ayudarte a sobrellevar las molestias.

Ve vídeos para distraerte del dolor y del picor.

Utiliza técnicas de distracción como frotar piedra antiestrés o leer un libro. 

Al primer signo visible de brote, intenta concentrarte en la manera de minimizar su extensión. Este puede ser un buen momento para concentrarte en el control del estrés, el cual también puede desencadenar brotes.

Qué hacer

Infórmate sobre técnicas para mejorar el sueño, como eliminar el café de la tarde. 

Céntrate en la autocompasión para combatir los pensamientos negativos. 

Desarrolla diferentes técnicas de distracción para resistirte a rascarte. 

Cuando los síntomas son graves, la prioridad es buscar alivio. Un brote virulento puede convertirse en un gran obstáculo para continuar con su vida, así que recuerde no ser duro consigo mismo.